En el deporte (y en la vida) la mente es el límite

Hoy me tope con esta frase según venia para casa”En el deporte, la mente es tu límite” y pensé lo limitadora que puede llegar a ser la mente pero no solo en el deporte sino en nuestra vida, en nuestro día a día.

images-1Cuando hacemos deporte depende de lo que nuestra mente nos diga y si lo hacemos caso o no el que lleguemos más lejos o no, el que resistamos más en un ejercicio, el que creamos que podemos correr más tiempo del que corremos o más rápido, depende de nuestra mente el que te atrevas a hacer unos ejercicios y otros no, el que te superes en tus retos diarios o caigas en el desanimo y la pereza y no acudas casi al gimnasio.

La mente tiene un gran alimento, los pensamientos, y la suerte es que ese alimento se lo proporcionamos nosotros. Nuestra cabeza no va por libre, aunque a veces así lo parezca. Si es cierto que los pensamientos afloran espontáneamente y de repente se nos puede colar un “no puedo más””Yo eso no soy capaz de hacerlo”o un ” no merece la pena seguir intentando” pero es tarea nuestra hacernos conscientes de que esta en nuestra mano, en nuestro poder, aferrarnos a esas ideas o sustituirlas por otras.images-4

A veces nos es difícil no engancharnos, y nos agarramos a determinadas ideas dejándonos ir tras ellas, dejándonos arrastrar y regodearnos hasta sentirnos agotados de escucharnos cantando la misma cantinela.Es aquí cuando si al menos no nos sentimos con fuerza suficiente para sustituir esa idea por otra si que al menos deberíamos proponernos seguir actuando y haciendo lo que queramos hacer a pesar de que esa idea molesta nos acompañe.

Cuando dejamos de luchar con algunas ideas nos sorprendemos de que estas se van.Aunque uno tenga miedo puede hacer las cosas con miedo, el miedo puede hablar pero yo hago aquello que temo. Cuando me acecha la pereza puedo escucharla y ponerme a dialogar infinitamente con ella o simplemente puedo escucharla y “forzarme” a seguir con mi día aunque no sea lo que en ese momento me apetece.A veces necesitamos nuestros propios empujones.


Cuida con lo que alimentas a tu mente
porque eso se transmitirá en lo que haces y en lo que sientes.elige tus pensamiento diarios al igual que eliges lo que comes cada día.

¿Con que la alimentas en tu caso?

Verónica Merino Rodriguez

Psicóloga Mirasierra, Montecarmelo, Barrio del Pilar, Las tablas, Sanchinarro.

Ayuda a la familia, adulto y niños.

Tfn. 647612556

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s