¿LLEVAS UN JUEZ DENTRO?

Cuida cómo te hablas, cuida lo que te dices, la conversación más importante es la que tienes contigo todos los días.Está te dará pistas de cómo es posible que trates también a los demás. Es difícil ser indulgente con los de fuera sino lo eres por dentro en la relación contigo mismo.

En ocasiones somos duros con nosotros mismos y nos criticamos severamente por no haber alcanzado un nivel deseado o un ideal soñado.La cotidianidad llega a ser ardua y es difícil estar al 100%en todo.A veces creemos que podríamos haber hecho las cosas mejor. En efecto, siempre es posible mejorar. Sin embargo todos nosotros hacemos las cosas lo mejor que podemos según la situación en la que estamos.

Si consigues mirarte a ti mismo con más compasión , cariño y aprecio empezaras a hacerlo también con los demás. La critica destruye y se trata de quecrezcas no de que te paralices o tengas temor.Conozco pocas personas que crezcan desde este lugar.¿Quieres ayudarte desde la critica?Observa si en tu historia la critica te ayudo o te imagesparalizo y si consideras que te ayudo a qué precio fue.

Cuando te criticas y juzgas severamente todos tus actos, palabras o sentimientos te haces a ti mismo muy muy pequeño e indefenso.Desde ahí es difícil que surja motivación porque poco a poco te anulas más y más.

Te darás cuenta que tú juez interior esta actuando cuando:

  •  Entras en compararte con los demás. Recuerda que para definirte no es necesario compararte con nadie, más que contigo mismo.
  • Nos marcamos ideales altos a los que llegar, olvidándonos de valorar nuestros progresos en base a quiénes somos y no a ideales.Observa cuantas veces esos ideales son realistas o son inalcanzables. Si te pones objetivos a alcanzar acordes a TÚ REALIDAD sentirás satisfacción y ese juez estará más controlado.
  • Cuando nos encontramos muy desbordados por una emoción. Si este es tú caso revisa si te estas exigiendo demasiado desde esa parte que te enjuicia y que nunca le parece que hayas conseguido lo suficiente.

Como no la solución a este problema radica en darnos amor, amor entendido como valor a quienes somos, plantearnos objetivos realistas y alcanzables, partir de querer ser mejor que el día anterior fuimos, pero no mejor que otros, sobretodo cuando eso nos hace daño.

Querer superarse esta bien, es sano e implica crecer pero ten cuidado y no te vayas a engañar poniéndole la palabra superación a algo que no lo es.

La primera tarea que tienes entre manos es darte cuenta de cuando aparece ese critico interno, una vez le detectes te será más sencillo manejarlo.

Verónica Merino Rodriguez

Psicología Infantil y adultos.

Montecarmelo Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s