¡Hay que compartir!..¿Realmente es necesario?

Sólo hace falta acercarse a un parque para ver la cantidad de veces que se repite esta frase ¡comparte, hay que compartir, cómo tengo que decírtelo!, en otras ocasiones no se queda sólo en la frase sino que pasa a la acción y la mama, papa o persona al cuidado le arrebata al niño eso que no quiere dejar y se lo da al que lo pide.

Invito a que cada uno de nosotros reflexionemos sobre este tema y aquí os dejo algunas ideas a tener en cuenta teniendo en cuenta el desarrollo evolutivo de los niños y sus diferentes etapas:

  • Los primeros años el niño esta aprendiendo delimitarse y delimitar, a reafirmarse en sus cosas y en el mismo.Es normal que desde este proceso podamos entender que un niño no quiera compartir sus cosas con otros.
  • Es importante reconocer al niño que algo es suyo, que algo es de su propiedad ya que así le ayudamos en su proceso de delimitación.
  • Respetar el momento que vive en el cual se siente apegado a los objetos, si el niño siente ese respeto finalmente terminara dejando sus cosas,no desde la obligación sino desde el amor.
  • Dar tiempo al niño. No arrebatarle sus cosas. Que el elija que quiere hacer.
  • Piensa sobre ti mismo¿A ti te gusta compartir todas tus cosas?Hay cosas que no nos gusta compartir¿Y si te obligarán a hacerlo?
  • Reconocer la necesidad del niño de decir NO y respetar su NO.¿Qué pasa si respetas que ahora mismo no quiere compartir?
  • Es útil recalcar al niño que es suyo ese objeto, que él vea que entendemos lo que nos quiere decir.
  • A veces sucede que desde su pequeña mente ellos no entienden que cuando dejan algo ese algo vuelve, creen que ya no les devolverán eso que han compartido, por mucho que tu se lo repitas.
  • A la inversa también se puede dar, quizás tu hijo no tiene problema en dejar sus cosas sin embargo quiere todo el rato lo de los demás.Si esto ocurre es bueno que le acompañemos y preguntemos al otro niño si se lo deja, si este otro nos dice que no, no insistimos, simplemente nos volvemos a nuestro hijo y le expresamos que ahora mismo no quiere dejártelo porque es suyo.También tiene que vivir la frustración de que no todo se le dará.
  • Vivir la frustración de que no me dejen algo es difícil para algunos niños, simplemente acompañale, no intentes que no se frustre o que la frustración pase rápido. Déjale vivirla y observa qué te hace sentir a ti.
  • Por lo general cuando el niño siente que es respetado, que tiene su espacio, que no todo es suyo y no lo suyo es de todos, puede pasar a compartir desde el querer y no desde el deber.
Anuncios

Un comentario sobre “¡Hay que compartir!..¿Realmente es necesario?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s